¿Quién paga el impuesto de donaciones?

Si has recibido una donación y deseas saber si debes abonar el impuesto de donaciones, aquí hallarás la contestación, ¡sigue leyendo!

Si recibes una donación, entre otros muchos casos, deberás declarar en Hacienda la cantidad pertinente. ¿Deseas saber quién paga el impuesto de donaciones? En el presente artículo tienes la contestación a esta pregunta, y considerablemente más información relacionada con este tributo.

1. ¿Qué es el impuesto de donaciones?

Se trata de un impuesto que grava la adquisición de recursos y derechos por donación o bien cualquier otro negocio jurídico a título gratis intervivos (entre personas vivas, con lo que se distingue del impuesto de sucesiones). Aparte de las donaciones, tienen la consideración de negocios intervivos los siguientes:

  • La condonación de una deuda (esto es, que se perdone exactamente la misma), total o bien parcial, y con ánimo de liberar al deudor.
  • La renuncia de derechos en favor de una determinada persona.
  • Asumir la deuda de otro sin contraprestación, con ánimo liberatorio, a menos que sea una donación con causa onerosa.
  • Desistir o bien allanarse en juicio o bien arbitraje en favor de la otra parte, para liberarla.
  • Un contrato de seguro sobre la vida, en el caso de supervivencia del asegurado, y el contrato individual de seguro en el caso de fallecimiento del asegurado que sea persona diferente del contratante. En uno y otro caso, el adjudicatario debe ser una persona diferente del contratante.

2. ¿Quién paga el impuesto de donaciones?

Tiene que abonar el impuesto de donaciones el donatario o bien la persona favorecida por la donación. Asimismo deberá pagarlo el adjudicatario de un seguro de vida, si se trata de una persona diferente al tomador del mismo.

El donatario o bien la persona favorecida por la donación es quien paga el impuesto, y asimismo el adjudicatario de un seguro de vida si no es el propio tomador.

Esta obligación se establece para los impositores cuya vivienda frecuente esté en España. Los efectos de este impuesto son la tributación por todas y cada una de las adquisiciones gratis que tengan sitio en favor propio, con independencia de dónde estén situados los recursos o bien servicios que den sitio a exactamente las mismas.

También tienen la obligación de tributar quienes no tengan vivienda frecuente en España, toda vez que los recursos y derechos estén ubicados, pueden ejercitarse o bien deban cumplirse en territorio de España. Existe asimismo esta obligación cuando se percibe un contrato de seguro sobre la vida que haya sido efectuado en entidades compañías aseguradoras españolas, o bien cuando dicho contrato se haya formalizado en España.

3. ¿Cuánto se paga en el impuesto de donaciones?

Al igual que ocurre en el caso de las sucesiones, en el impuesto de donaciones tiene una vital relevancia el grado de parentesco. En verdad, se aplican exactamente las mismas tablas que en este otro impuesto.

En el pago del impuesto influye en buena medida el grado de parentesco de las personas implicadas en la donación.

Pero en el caso de las donaciones, la regulación autonómica cambia en buena medida de una a otra comunidad. Prácticamente todas las comunidades han establecido algún género de bonificación, siendo las más frecuentes las que se fijan para donaciones entre familiares de primer grado. Veamos ciertos ejemplos:

  • En la capital española, las donaciones (y asimismo las herencias) tienen bonificaciones cuando afectan a progenitores, hijos, cónyuges y parejas en verdad, exonerando del pago del noventa y nueve% de la cuota del Impuesto. Para aplicar la reducción, es preciso firmarla ya antes ante Notario.
  • En el caso de Andalucía, hay una reducción del noventa y nueve% cuando el donatario, independientemente del parentesco que le una a quien hace la donación, vinera prestando servicios en la compañía y tuviese encomendadas labores de administración o bien dirección de exactamente la misma. Hay otra bonificación del noventa y nueve% cuando se dona hasta ciento veinte euros a un descendiente.

4. ¿Se puede hacer un préstamo en lugar de una donación?

Son muchas las personas que se preguntan si hay alguna posibilidad para no abonar impuestos por una donación. Puesto que bien, más que una forma de eludir el impuesto donaciones, lo que hay es una alternativa para prestar o bien dar dinero a una persona. Se trata de hacer un préstamo en vez de una donación. De este modo no se pagan impuestos, y no hay por qué razón cobrar intereses.

A la hora de hacer un préstamo, hay que tener en sitio los próximos aspectos:

  • Tiene que existir un documento firmado en el que se reflejen las condiciones del préstamo.
  • Se debe informar a Hacienda del préstamo entre particulares, a través de el modelo seiscientos.
  • Han de cumplirse las condiciones del contrato entre particulares.
  • Las devoluciones se deben realizar conforme las cuotas marcadas.

De entre los fallos que se acostumbran a dar cuando se hace un préstamo en lugar de una donación, el más frecuente de todos es no devolver el dinero en cuotas. Hay que tener en consideración que hacienda demanda el pago de todos y cada uno de los préstamos de exactamente la misma forma, de tal modo que hay que empezar a devolver solamente firmar, o bien al poco tiempo.

Si pasan años hasta el momento en que se recobra la inversión inicial, Hacienda estimará que el préstamo es una donación enmascarada, para eludir el pago del impuesto de donaciones. Con lo que va a hacer abonar los impuestos que no se pagaron en su instante, más el recargo y la sanción pertinentes.

Más información

Ley 29/1987, de dieciocho de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

Deja un comentario