La retención del 15% para todos y cada uno de los autónomos desde Julio de 2015

Hace unos días, el Gobierno ha señalado que con relación a la rebaja del IRPF que se preveía para enero de 2016, va a anticiparse al 1 de Julio de 2015, con lo que los autónomos van a poder ahorrarse cerca de setecientos euros anuales. Veamos exactamente en qué son las retenciones del IRPF y exactamente en qué consiste precisamente esta reducción.

1. Las retenciones del IRPF

Las retenciones del IRPF pueden definirse como cantidades económicas que se abonan a la Hacienda en término de anticipo en previsión del resultado que se consiga en la pertinente declaración de la Renta o bien IRPF. La ley es la que apunta cuál es el porcentaje que va a deber anticiparse en todos y cada caso.

Es por este motivo, que si las cantidades que se han abonado anticipadamente han sido elevadas, con toda probabilidad la declaración anual de la Renta va a tener un resultado positivo, puesto que va a salir a devolver.

2. Retenciones de los autónomos

En cuanto a las retenciones que afectan a los trabajadores autónomos, estas pueden realizarse por medio de 2 formas:

  1. Podrá incluir esta retención en las facturas.
  2. Podrá efectuar trimestralmente abonos a la Hacienda en término de retenciones de IRPF de los trabajadores que tenga contratados, profesionales autónomos e inclusive del arrendador del local o bien oficina si cuenta con ella.

Por tanto, los modelos de retenciones del IRPF que acostumbran a afectar de forma frecuente a los autónomos son las siguientes:

  1. Retenciones en las facturas que emita.
  2. Retenciones de los trabajadores.
  3. Retenciones de alquileres.

Serán en las retenciones aplicables a las facturas, las que experimentarán la rebaja anunciada el próximo 1 de Julio de dos mil quince.

3. La retención del quince% y la Reforma Fiscal

Si nos centramos en las retenciones en las facturas, vemos como los trabajadores van a deber aplicar los porcentajes que correspondan según:

  1. La  actividad profesional a las que se dedique.
  2. Si son nuevos autónomos.
  3. Si consiguen rendimientos inferiores a quince.000 euros anuales.
  4. En relación a ciertas actividades en estimación objetiva, que generalmente se conoce como “ módulos” y que tienen la obligación de practicar retención.
  5. Actividades ganaderas de engorde porcino y avicultura.
  6. Actividades agrícolas y sobrantes actividades ganaderas.
  7. Actividades forestales.

Hasta ahora, solamente los autónomos que tuviesen rendimientos íntegros inferiores a quince.000 euros podrían practicar una retención del quince%. Desde el 1 de Julio de dos mil quince esta retención va a ser aplicable a todos, adelantándose a lo previsto, puesto que la reforma Fiscal, la tenía prevista para el 1 de enero de dos mil quince.

La reforma tributaria que incluía la rebaja del IRPF se aprobó en dos mil catorce una vez que el Gobierno elevó este impuesto de forma exorbitante en el dos mil doce. En ella se establecía una rebaja del IRPF que se realizaría en 2 tramos:

  1. un primer tramo que entró en vigor en el mes de enero de 2015
  2. Un segundo tramo que estaba previsto para el dos mil dieciseis y que se adelantará al próximo 1 de Julio de dos mil quince.

Según el ejecutivo, la medida supondrá un ahorro para los impositores de cerca de mil quinientos millones de euros, en tanto que aparte de la rebaja en las retenciones a autónomos, van a ser todos y cada uno de los impositores los que van a ver reducida su cuota de IRPF.

4. Tarifa general del retenciones

En relación al impositor, la tarifa general de retenciones prevista para el dos mil quince y dos mil dieciseis es la siguiente:

Base imponible20152016
Hasta 12.450veinte%19%
12.450 a 20.20025%24%
20.200 a treinta y cinco.20031%30%
35.200 a 60.00039%37%
60.000 en adelante47%45%

Tal y como apreciamos en la tabla existen cinco tramos, que con efectos retroactivos al 1 de julio de dos mil quince, como ha anunciado el Gobierno, los porcentajes de retención se reducirán a los previstos para dos mil dieciseis, igualándose de esta forma a cifras que se aproximan por año dos mil once.

5. Otras ayudas para autónomos

Además de la retención del quince% del IRPF para todos y cada uno de los autónomos desde el 1 de Julio de dos mil quince, hemos creído oportuno hacer mención de otras formas de reducir el costo que supone trabajar por cuenta propia. En líneas generales, cabe destacar 2 opciones que son interesantes:

  • La tarifa plana
  • La capitalización del paro

Tarifa Plana

Aquellos trabajadores menores de treinta y cinco años que no hayan sido autónomos en los 5 años precedentes y además de esto tampoco hayan contratado a ningún trabajador, tienen la posibilidad de acogerse a la tarifa plana, consistente en el pago de cincuenta euros solamente en término de cuota a la Seguridad Social a lo largo de los primeros 6 meses toda vez que cumplan los requisitos precisos para esto.

Además, se establecen más bonificaciones a lo largo de los primeros treinta meses.

Pincha aquí para ampliar toda la información.

Capitalizar el paro

Si la persona decide emprender y montar su negocio tiene la ocasión de pedir la prestación por desempleo en un pago único, o sea, capitalizar el paro. Solamente va a poder pedirlo si es perceptor de la prestación contributiva en tanto que no es viable para los subsidios por desempleo.

Toda la información detallada aquí.

Deja un comentario