De qué forma rellenar el modelo 145

El modelo 145 del IRPF es un impreso en el que van a recogerse todos y cada uno de los datos relativos a las circunstancias personales del trabajador, con el propósito de que el pagador, que acostumbra a ser el empresario, pueda calcular la retención que le va a ser aplicable dependiendo de la información que le ha facilitado. Ahora, te mostramos exactamente en qué consiste y cuáles son los datos que deben proporcionarse.

1. ¿Qué es el modelo 145?

El modelo ciento cuarenta y cinco es el impreso a través de el que  las personas obligadas a presentar la declaración de la renta ponen en conocimiento de su pagador (el empresario, en general) sus datos personales o bien familiares, o bien avisan las posibles alteraciones que pudiesen haber sufrido. El modelo 145 va a deber presentarse en los próximos casos:

  1. Para comunicar los datos personales, como el NIF, su nombre y apellidos, su situación familiar (si es casado, viudo…) etc.
  2. Cuando tenga hijos o bien otros descendientes que menores de veinticinco años, o bien mayores de veinticinco años que padezcan algún género de discapacidad y estén conviviendo con él. En un caso así deben indicarse las datas de nacimiento o bien adopción y como hemos indicado, cuál es la discapacidad que tienen los hijos mayores de veinticinco años.
  3. Cuando convivan con él sus progenitores o bien otros ascendentes mayores de sesenta y cinco años, o bien menores de esta edad si son personas con discapacidad. Señalará eminentemente asimismo, el año de nacimiento y si padecen algún género de discapacidad.
  4. Si está obligado al pago de alguna pensión compensatoria en favor del cónyuge o bien pensión por comestibles en favor de sus hijos, las que deben haber sido reconocidas por sentencia judicial.
  5. Si está pagando con financiación extraña la adquisición o bien rehabilitación de su residencia habitual, con derecho a deducción en el IRPF. Este apartado solo lo rellenarán los que hayan comprado su residencia frecuente o bien pagado por obras de rehabilitación ya antes del 1 de enero de dos mil trece.

2. ¿Quiénes tienen la obligación de efectuar la Declaración de la Renta?

Estarán obligadas a presentar la declaración de la renta:

  • Las personas físicas que tengan su residencia frecuente en territorio español.
  • Las personas físicas que tuvieran su residencia frecuente en el extranjero, en ciertas circunstancias.

Existen una serie de salvedades a esta norma, siendo la primordial que no deberán presentar la declaración de la renta las personas físicas dos mil quince aquellas personas que hayan logrado rentas inferiores a veintidos euros salvajes anuales de un solo pagador a lo largo del año dos mil catorce, aunque pueden presentarla si de esta forma lo desean, pues el resultado puede ser a devolver.

3. ¿Tenemos la obligación de comunicar todos y cada uno de los datos al empresario?

El impositor no tiene la obligación de comunicar todos y cada uno de los datos al empresario, mas caso de que no comunicara alguno de ellos, la cantidad a retener con relación al IRPF podría ser superior a la que verdaderamente corresponde y por este motivo no es recomendable. Sin embargo, puede recobrarse la diferencia, presentando la declaración de la renta pertinente al ejercicio de que se trate.

4. ¿Y si nos confundimos en ciertos datos?

Hay que prestar singular atención de no incluir datos falsos, incompletos o bien imprecisos, o bien a no comunicar la alteración de los datos puesto que podría celebrarse a una infracción tributaria,correspondiente a una multa del treinta y cinco% al ciento cincuenta% de las cantidades que no nos hayan retenido por haber cometido este fallo. O sea, se impondrá multa cuando el fallo en un dato suponga un beneficio para el contribuyente, pues se le ha retenido una cantidad inferior a la que corresponde.

5. ¿De qué forma descargar el modelo ciento cuarenta y cinco?

La comunicación de datos a través del modelo ciento cuarenta y cinco no puede efectuarse por vía electrónica debido a las peculiaridades concretas del mismo, puesto que el trabajador va a deber presentarlo de forma directa a la persona encargada de abonar sus remuneraciones, pues es quien debe aplicar las pertinentes retenciones.

De este modo, el interesado va a deber descargar el modelo ciento cuarenta y cinco, cumplimentarlo adecuadamente y hacerle entrega a su pagador. Puede descargar el modelo ciento cuarenta y cinco desde aquí.

6. ¿Dónde hay que presentar el modelo ciento cuarenta y cinco?

Debemos presentar el formulario del Modelo ciento cuarenta y cinco adecuadamente cumplimentado frente al empresario o bien la persona encargada de nuestras remuneraciones (el pagador).  Por tanto, no hay que presentarlo frente a la Hacienda, si bien el empresario o bien pagador va a deber preservar una copia del mismo a predisposición de exactamente la misma.

7. ¿En qué momento debemos presentarlo?

Deberemos presentar el modelo ciento cuarenta y cinco antes del primer día de de año en año natural o bien al comienzo del contrato. No deberemos regresar a comunicar los datos al pagador en todos y cada nuevo ejercicio, siempre que no hayan variado sus circunstancias personales y familiares.

Cuando sus datos hayan variado a lo largo del año, y por esto nos retengan una cantidad menor, vas a poder comunicarlo al empresario. Va a tener efectos desde ese instante, siempre que queden, al menos, 5 días para la preparación de la próxima nómina.

Cuando la alteración de datos suponga que nos retengan una cantidad mayor, deberá ser comunicado en el plazo de diez días desde el instante en que se genere la variación, y se tendrá presente en la próxima nómina, siempre y cuando queden por lo menos 5 días para su preparación.

Deberán comunicarse al empresario las alteraciones sufridas con relación a alguno de los próximos casos:

Cuando por sentencia judicial el trabajador deje de estar obligado al pago de una pensión compensatoria a su cónyuge o bien por comestibles a sus hijos.
También vamos a deber presentarlo si a lo largo del año natural el cónyuge haya logrado unas rentas superiores a mil quinientos euros anuales, sin incluir las exentas.
Si cambia el número o bien circunstancias de sus ascendentes, de forma que reduzca el mínimo personal y familiar que se tiene presente para calcular la retención.
Cuando dejen de pagarse cantidades para la adquisición o bien rehabilitación de su residencia frecuente empleando financiación extraña.
Igualmente vamos a deber informar al pagador cuando habiendo comunicado que pagamos cantidades para la adquisición o bien rehabilitación de la residencia frecuente y la percepción de rentas por 2 o bien más trabajos, consigamos una cantidad superior a treinta y tres y siete euros anuales o bien a veintidos euros anuales en ciertos casos.
Cuando, habiendo optado por el régimen singular aplicable a los trabajadores apartados a territorio de España no haya sido posible incluirse dentro de él por no cumplir ciertos requisitos.

Más Información:

  • Agencia Tributaria- Modelo 145

Deja un comentario