Aplazamientos Hacienda

Si se aproxima el instante de abonar impuestos y te hallas un tanto estresado, tal vez puedas lograr el aplazamiento de la deuda. ¡Te notificamos!

Tras las criticas que provocó la modificación de la Ley General Tributaria en el último mes del año de dos mil dieciseis, la que endurecía las posibilidades de postergar deudas por impuestos, la Hacienda publicó una nota en el mes de enero de dos mil diecisiete dando marcha atrás en ciertos aspectos. Examinamos la situación en la que han quedado los aplazamientos de Hacienda.

1. Aplazamientos Hacienda. ¿Exactamente en qué consisten?

En diciembre de dos mil dieciseis la Ley General Tributaria se alteró, de manera que limitaba la posibilidad de postergar o bien fraccionar las cantidades a abonar en término de impuestos. Mas las críticas a esta reforma no se hicieron aguardar, motivo por el que la Hacienda dio vuelta atrás, reduciendo dichas restricciones.

Lo hizo por medio de una nota en la que solo se hacía referencia a los autónomos. Sin embargo, el Registro de Economistas Aconsejes Fiscales (REAF) mandó otra nota en la que se informó que se sostenía la opción de postergar las deudas de las personas jurídicas, toda vez que fuesen inferiores a los treinta euros.

Tras todo esto, la Hacienda publicó una nota nueva en su página web en el mes de enero de dos mil diecisiete, aclarando todos y cada uno de los extremos de esta cuestión. De dicha nota se pueden acabar diferentes aspectos, que se van a ver en los próximos apartados.

2. Aplazamientos para las personas físicas que hacen actividades económicas

Las conclusiones que se pueden extraer de la nota de Hacienda, con relación a estas personas, son las siguientes:

  • Siempre que hayan estado suspendidas, van a ser desechadas las peticiones de aplazamiento de deudas por retenciones, o bien derivadas de soluciones firmes. Dicha desestimación puede ser parcial o bien total.
  • Con en comparación con Modelo ciento treinta, los pagos fraccionados puede aceptarse o bien no, tal y como venía ocurriendo. Se concederán de manera automática para aquellas dudas inferiores a los treinta euros. Se va a hacer sin garantías, de entrada. Cuando sean superiores a esta cantidad, van a ser estudiadas caso por caso.
  • Deudas del IVA:
    • Siempre que sea menor de treinta euros, se concederán de forma automática, sin acreditar la existencia de cuotas sin cobrar.
    • Si es superior a esta cantidad, se va a estudiar cada caso, y para otorgar el aplazamiento, en su caso, va a haber que aportar pruebas de cuotas no cobradas.

¿Cuáles son los plazos para postergar estas deudas?

  • Las deudas inferiores a treinta euros pueden postergarse a lo largo de un máximo de doce meses.
  • Cuando se trate de deudas superiores a dicha cantidad, el aplazamiento puede concederse por un máximo de treinta y seis meses.

3. Aplazamientos para las personas jurídicas

Con con respecto a las personas jurídicas, de la nota de la Hacienda se puede acabar lo siguiente:

  • Serán desechadas las peticiones de aplazamiento de las próximas deudas:
    • Las que se deriven de resoluciones firmes desestimatorias, de forma total o bien parcial
    • Las deudas por retenciones
    • Aquellas que hubieran estado suspendidas
    • Las de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades
  • Deudas del IVA:
    • Se concederá el aplazamiento de forma automatizada, toda vez que la deuda sea inferior a treinta euros. No es preciso acreditar que existen cuotas no cobradas.
    • Cuando sean deudas superiores a los treinta euros, se van a estudiar uno a uno los casos. Para otorgar el aplazamiento, en ciertos casos va a haber que aportar las pruebas de cuotas no cobradas. Respecto a la situación que había previamente, los únicos cambios en este aspecto son los siguientes:
      • No se puede postergar ningún género de retención, ni las deudas que se deriven de resoluciones firmes que hubiesen estado suspendidas a lo largo de los procedimientos. Tampoco los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades.
      • Las deudas relativas al Impuesto sobre el Valor Añadido que sean superiores a los treinta euros no se van a poder postergar en ningún caso, a menos que se pueda acreditar que existen cuotas repercutidas no cobradas.

4. Proceso para pedir el aplazamiento de deuda en Hacienda

El aplazamiento de la deuda se puede solicitar en cualquier instante, una vez empezado el periodo voluntario para abonar un impuesto, y hasta la data de vencimiento del mismo. Asimismo se puede pedir después, ya empezado el periodo ejecutivo, si no se ha podido abonar en su instante.

Cuando empieza el periodo de embargo, ya no se puede solicitar el aplazamiento. Para procurar lograrlo, hay que comenzar una negociación singular con Hacienda.

¿De qué forma se pide el aplazamiento?

Se puede hacer de forma presencial, en las oficinas de la Hacienda, o bien asimismo de forma on-line, por medio de la web de laAgencia Tributaria. Se debe presentar una petición para cada impuesto, donde se especifique cuál es el importe de la deuda, así como una propuesta de calendario de pagos.

También es indispensable explicar los motivos por los que se solicita el aplazamiento. Debe aportarse aquellas pruebas con las que se cuente para justificar dichos motivos, como aquellos documentos que sirvan para persuadir a Hacienda de que se podrá abonar la deuda en un instante siguiente.

Resulta preciso contar con de un aval, cuando se trate del aplazamiento de deudas superiores a los treinta euros. Asimismo puede presentarse un seguro de caución.

Más información

 Hacienda-Administración de aplazamientos y fraccionamientos de pago

Deja un comentario